23 de abril de 2024

En la mirada firme de la mujer indígena, nuestra resistencia y el rechazo a la violencia de genero.

0

Las violencias de género persisten en la vida de las mujeres, a menudo ocultas y no identificadas, pero que, de manera sutil, las atormentan y se normalizan en la sociedad, en nuestras comunidades indígenas, las mujeres desempeñan un papel crucial en la lucha, resistencia y defensa de la vida y el territorio. A pesar de sus contribuciones, sus aportes no han sido plenamente valorados, ya que se enfrentan a la desconfianza basada en su género, por un pensamiento machista que parece persistir de generación en generación.
En este contexto, las emociones de las mujeres a menudo se interpretan como debilidad o falta de claridad, obstaculizando su participación en diversos procesos, si bien, mostrar emociones no debería considerarse una debilidad, ya que es una expresión humana natural.

Sin embargo, las limitaciones impuestas por generaciones han perpetuado la idea de que las mujeres deben expresarse de cierta manera, actuar de manera delicada y esta mal visto sino es así, mientras que las expectativas masculinas son diferentes.

Las violencias contra las mujeres adoptan diversas formas, dos son las que más conocidos, las violencias físicas y psicológicas; esta última muchas veces son difíciles de identificar, ya que muchas mujeres crecieron en entorno en los que el hombre hace validar sus decisiones a través de una voz fuerte (gritos), una acción que repetitivamente puede llegar a normalizarse. Por otro lado, existen las violencias económicas y sexuales; La violencia económica, que involucra la retención indebida del dinero que una mujer gana, y la violencia sexual, donde el consentimiento mutuo es esencial, ya que la mujer no debe sentirse obligada a mantener relaciones sexuales por ser pareja.
Además, las mujeres enfrentan discriminación a través del lenguaje, con frases que desacreditan sus palabras y acciones, perpetuando estereotipos de género, frases como “tenía que ser mujer” o “no está lista para asumir este cargo” invalidan las contribuciones de las mujeres y refuerzan desigualdades de género arraigadas.

Es esencial concientizar sobre estos problemas y no permitir que se minimicen las luchas de las mujeres. La sociedad debe trabajar hacia la eliminación de violencias de género y la construcción de un entorno donde las mujeres puedan participar plenamente, sin temor a discriminación o violencia; la concientización y la acción colectiva son fundamentales para garantizar que las mujeres no solo sean reconocidas por sus contribuciones, sino que también vivan libres de violencia y desigualdad.

Por: Tejido de Comunicación ACIN Çxhab Wala Kiwe

About Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *