12 de julio de 2024

Los pueblos de Abya Yala: Su lucha, un legado para re-existir.

0

Los pueblos indígenas de América Latina han enfrentado siglos de opresión, explotación y discriminación, su historia está marcada por una firme determinación para resistir y preservar sus culturas, territorios y formas de vida. A lo largo de los años, han puesto en marcha distintas estrategias de resistencia que han dejado un profundo impacto en la historia y la política de la región, desde los primeros contactos con los colonizadores europeos, los pueblos indígenas mostraron una resistencia inicial a la colonización. La Rebelión de Túpac Amaru II en el Perú a fines del siglo XVIII es un ejemplo, los indígenas se levantaron contra las injusticias cometidas por las autoridades coloniales, lo que marcó el comienzo de un largo legado de resistencia. 

Hoy es el legado de resistencia heredado de los pueblos indígenas,  se enfrenta a nuevos desafíos y la resistencia se aviva más que nunca,  a lo largo de los países latinoamericanos los pueblos indígenas han manifestado su voz de descontento,  se han resignificación como sociedades y han enfrentado la discriminación social e histórica,  a través de distintas estrategias de resistencia,  hoy,  hoy después de 530 años de lucha, siguen enfrentando profundas diferencias, estas no son las de la colonización, no son las que trajo la naciente Europa,  pero sí son las heridas de occidente, hoy nos enfrentamos al modelo económico que los despoja,  no solo los despoja de lo económico, los despoja de la identidad,  de la dignidad, de la Tierra  y de la vida. 

Uno de los desafíos más persistentes que enfrentan los pueblos de Abya Yala (América Latina) es la pérdida de sus tierras ancestrales, en respuesta a ello, han liderado movimientos para la demarcación de las tierras indígenas. Ejemplos notables incluyen la Ley de Tierras en Bolivia y la lucha continua por la titulación de tierras en Brasil, los procesos de liberación desarrollados en Colombia en el Norte del Cauca,  luchas que han resignificado el valor de la tierra, la vida de nuestra madre tierra,  luchas por las que hoy día se señalan a los pueblos indígenas y se les discrimina,  siempre al paso de  escribir rememoro las voces en dichos de los mayores, para los jóvenes esas son luchas que llevan años y ellos dicen esas son luchas de antier, porque hay que recordar que para Colombia hasta 1971 los pueblos indígenas no tenían condición jurídica,  estas como otras luchas son las que han enfrentado los pueblos a lo largo de estos 530 años de resistencia. 

Estos esfuerzos no solo buscan la recuperación de tierras, sino también la preservación de los recursos naturales y la autonomía de las comunidades indígenas, la lucha por la tierra se ha convertido en un símbolo de resistencia, en américa de norte a sur y de oriente a occidente, no hay un rincón en el que la tierra y su conexión se haya olvidado.

hoy 12 de octubre es el día de la resistencia indígenas, lejos de ser celebrada como el día que “descubrieron América” es un día que nos recuerda la lucha y resistencia de los pueblos y como hace más de cinco siglos llegó Cristóbal Colón por error a estas tierras, en la búsqueda de la India, de especies y riquezas, es donde empieza el encuentro de los mundos, de la colonización y opresión para los pueblos y comunidades, siendo la historia testigo de cómo han sufrido diversas formas de violencia, por parte de los estados que se consolidaron a lo largo de los 530 años.Como se han dado los procesos de resistencia hoy en día y cómo se retoma el 12 de octubre, que les recuerda que todo aquel que llega solo quiere saquear incansablemente a las tierras y comunidades, los pueblos luchan y resisten lo diversos ataques, heredados en el contacto. 

Esta lucha se ha crecido se ha arraigado y se ha hecho fuerte, se ha resignificado y ha reclamado la dignidad de los pueblos indígenas, hoy 12 de octubre recordar que la lucha no ha sido dada, les ha costado sangre lágrimas y despojos, hoy alzan la voz y la hacen más fuerte a través de la organización, y aun así se les discrimina, se les señala, estigmatiza y asesina, lo que comenzó hace 530 años aún no cesa. 

 hoy 12 de octubre del 2023,  vuelven a alzar la voz y a recordar,  este no es un día para festejar,  no es un día para celebrar,  tampoco es un día para el olvido,  hoy la memoria de los pueblos está más viva que nunca y se vuelve a levantar, se levanta como siempre lo ha hecho, porque no solo fue el ser de la tierra, el conocer el territorio y el vínculo con la madre tierra, fue y es significativo para resistir las invasiones, que con el tiempo los despojaron de sus vínculos, de sus  tierras, impusieron sus creencias, formas de vestir, hablar e incluso a satanizar las prácticas ancestrales oprimiendo la cultura, y aun así, no lograron apagar el fuego, la vida, la resistencia. 

hoy estos procesos de explotación y aniquilación no sólo son de la colonización. hoy son y los enfrentamos el modelo económico, contra el con el cuidado y protección de la vida, el territorio, la preservación de nuestra América, y continúan reflexionando y honrando las luchas históricas y actuales, reconociendo las riquezas culturales de los pueblos, como también luchando contra la discriminación y desigualdad que son latentes en un país como Colombia.              

Hoy la resistencia de los pueblos es un testimonio de su perseverancia y determinación, a lo largo de la historia, ante los desafíos significativos que habitan para proteger las tierras y los sueños. A pesar de los avances, los desafíos persisten, y la lucha de los pueblos continúa, hoy 12 de octubre es un día que ha sido reinterpretado por muchos en América, en como el día de la Resistencia Indígena, en lugar de conmemorar la llegada de Cristóbal Colón y la colonización, se plantea como una oportunidad para resaltar los logros y el encuentro entre culturas y resistencias, entre hermanos, entre pueblos, para encontrarse a través de las luchas y la palabra para promover la solidaridad, los derechos y la justicia, en cada rincón de esta américa de colores y saberes, de la pampa a los andes, de los mares a la selva, de tierra del fuego a Canadá. 

Es un momento para reconocer y celebrar la diversidad y la esperanza, para impulsar un diálogo continuo sobre su situación y el camino a seguir, como me contestaría un abuelo cuando pregunte de sus andanzas “aquí estamos, no nos fuimos, no nos vamos”.

Por: Tejido de comunicación Cxhab Wala Kiwe – ACIN.

About Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *